La revolución de los blogs

24 Oct

Para mi la revolución mas grande que se ha producido en Internet desde su invención ha sido el invento y la expansión de los blogs. Los blogs comenzaron como humildes páginas web donde los internautas registraban y comentaban las páginas web que visitaban. De ahí pasaron a convertirse en publicaciones desenfadadas para hablar de tecnología, música, ciencia, libros, negocios, política o comentarios de actualidad. La posibilidad de que otros usuarios pudieran dejar comentarios, los diversos métodos para suscribirse y la facilidad de acceso a los contenidos hizo el resto. Finalmente un blog puede llegar a convertirse en una fuente inagotable de referencia, una revista de actualidad sobre cualquier tema, un manual formativo, un libro, un diario, etc.

La libertad guiando al pueblo - Delacroix

Si nunca has escrito un blog y quieres empezar uno debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  1.  Conocer el mundo de los blogs: ¿cuantos blogs visitas con frecuencia?, ¿tienes un lector de feeds?, ¿dejas comentarios en los blogs que visitas? Si te falta alguno de la lista hoy mismo puedes empezar.
  2. Decidir donde estará tu blog: no es sencillo decidir, pero si me pides consejo te contesto con dos preguntas: ¿te gusta cacharrear en la web, cambiar diseños, estilos, añadir gadgets, etc? ¿tienes claro que quieres obtener un rendimiento económico del blog y estás dispuesto a trabajar (mucho) para ello? ¿quieres convertirlo en un blog profesional, representará una empresa o una marca? Si alguna de las respuestas es afirmativa te recomiendo contratar un alojamiento propio, la instalación la verás más adelante y el coste económico no es elevado. Sólo exige un poquito más de trabajo, pero podrás tener un dominio personalizado como “superjuanan.com” o algo así. Si todas las respuestas son negativas te recomiendo crear tu blog dentro de  http://wordpress.com.  Tu dominio será algo como “wordpress.com/superjuanan” y tendrás hecho todo el trabajo “sucio” de instalación, mantenimiento, etc.Wordpress es ahora mismo el estándar de facto para escribir un blog, publicar en su propio servidor te libera de todo el trabajo de adquirir un lugar donde albergarlo.

Instalar WordPress en alojamiento propio o corporativo

21 Oct

Descarga del paquete de instalación y subida al servidor

Para instalar WordPress en un servidor de alojamiento primero debes bajarte el paquete de instalación desde http://es.wordpress.org y dejarlo en alguna carpeta de tu disco duro.

Eso ha debido ser fácil, ahora la segunda parte: subir los ficheros al servidor. Dependiendo del alojamiento que tengamos dispondremos de subida de ficheros a través de una página web, algún tipo de disco duro virtual(raras veces) o el omnipresente servidor FTP.

De la subida vía web no hay mucho que hablar, para usarla sólo necesitas tu navegador, un usuario y una contraseña para subir los archivos, el uso es bastante intuitivo aunque quizás la primera vez te cueste un poco más. Alguna de estas herramientas dan la opción de subir un fichero comprimido que luego puedes descomprimir cuando hayas subido con la consiguiente ganancia de tiempo. Aquí tienes una captura de pantalla de una utilidad web de este tipo.
Gestor web de ficheros en proveedor de alojamiento

El acceso FTP a los ficheros de tu servidor es ligeramente más complicado, pero no demasiado, a cambio es una opción que vas a encontrar prácticamente en cualquier alojamiento. Necesitarás un cliente FTP, te recomiendo una solución gratuita y de código abierto llamada FileZilla, que está disponible para casi cualquier sistema operativo. La dirección de descarga es http://filezilla-project.org/download.php y esta es la apariencia del programa.

Filezilla - un cliente FTP de código abierto

Una vez descargado e instalado debes arrancarlo. Desde el menú File, Site Manager configura los datos de acceso al servidor FTP; estos te los dará tu proveedor de servicio. Mira bien que protocolo de acceso debes usar: FTP o SFTP. Luego en Host pones el nombre del servidor FTP, en Logon type: Normal y rellenas User y Password. Para terminar dale a Connect y si todo ha ido bien (cosa bastante rara la primera vez) accederás al servidor, los datos de acceso quedarán salvados para futuras conexiones pero guárdalos también en un lugar donde sepas que podrás recuperarlo por si cambias de equipo o se desconfigura el programa.

Y ahora a subir ficheros

Si el servidor de alojamiento te permite subir ficheros comprimidos para luego  expandirlos todo el proceso será algo más rápido. En caso contrario debes descomprimirlo localmente en tu disco duro y luego subir la carpeta resultante, wordpress, al servidor. En este caso aprovecha para crear un fichero en blanco dentro de la carpeta wordpress con el nombre de config.php de manera que luego el programa de instalación pueda escribir en él los parámetros de configuración de tu servidor. Otra cosa importante, si tu alojamiento web no te permite redireccionar la raíz de tu web a una carpeta concreta o no sabes hacerlo en vez de subir la carpeta wordpress como tal, sube sólo su contenido. De este modo el fichero index.php quedará en tu carpeta raíz y atenderá todas las peticiones que se hagan a tu página web.

Una vez que los ficheros están en el servidor debería bastar con acceder vía web a la ruta del mismo para que comience la instalación. Por ejemplo, si mi alojamiento es del tipo alojamiento.es/miweb accediendo desde el navegador a la dirección http://alojamiento.es/miweb la instalación debe comenzar sin mayor problema.